shadow

Protocolo extraído del libro 

PRÓLOGO

Trabajar con la respiración ha sido la mayor preocupación de los fonoaudiólogos especialistas en el área de Motricidad Orofacial en el mundo entero.

Sabemos que cuando la respiración tranquila no es realizada por la nariz, y sí por la boca, o por la nariz y la boca al mismo tiempo; conlleva a diversas alteraciones, tales como: posición inapropiada de labios y lengua, así como de la cabeza y los hombros, entre otras alteraciones corporales; disminución del tono muscular facial y oral; movilidad de los estructuras fonoarticulatorias alterada; disminución del olfato y/o gusto; acúmulo de saliva en la cavidad oral, llegando en algunos casos a una incontinencia salival (babeo); ojeras y cara con aspecto de aparente cansancio; ronquidos y/o apneas; masticación y deglución inadecuadas; y hasta el habla, que puede ser imprecisa, principalmente por el tono muscular disminuido.

Así mismo, muchas de las alteraciones de la oclusión e incluso del crecimiento craneofacial, han sido identificadas como secuela de la respiración oral u oronasal. Inclusive, podemos encontrar en la literatura, citaciones sobre los problemas de aprendizaje escolar causados principalmente por la falta de atención, está estaría muy relacionada a dificultades en el sueño que se manifiestan en noches sin dormir, pocas horas de sueño, o incluso a apneas que provocan disminución discreta, pero constante, de la cantidad de oxígeno que circula por el cuerpo.

Por todas estos estos motivos e incluso otros, menos citados en la literatura, pero no menos importantes, se ha escrito mucho sobre el trabajo que se debe desarrollar para recuperar la respiración por vía nasal. Claro que este, se realiza en forma conjunta por médicos, dentistas, fonoaudiólogos y en algunos casos también con la intervención de un  psicólogo.

El gran problema es que a veces el fonoaudiólogo sabe cómo rehabilitar la respiración, pero no tiene grandes parámetros sobre cómo realizar la evaluación. Considerando esta dificultad, Franklin Susanibar ha elaborado un eficiente e importante Protocolo de Evaluación Fonoaudiológica de la Respiración con Puntuación – PEFORP, además de adaptar una placa que, por su forma de 90°, consigue medir la cantidad de aire que pasa a través de la nariz y de la boca al mismo tiempo.

Download protocolo free

Por si fuera poco, el autor del protocolo junto a Cintia Dacillo, elaboraron un libro donde se detalla el uso del protocolo y placa, ofreciéndonos parámetros entre lo adecuado y alterado según las innúmeras investigaciones citadas en este material.

El libro comprende dos partes, en la primera los autores escriben sobre los fundamentos para la evaluación, tales como: las funciones de la nariz durante la respiración; el tipo y modo respiratorio; las alteraciones del modo respiratorio y la respiración oronasal. La segunda parte, trata de la evaluación, ofreciendo datos desde ¿Cómo? y ¿Por qué? realizar determinadas preguntas en la anamnesis, pasando por la valoración estructural y funcional y concluyendo en datos sobre la presunción diagnóstica final.

Este es un libro que todo profesional del área de la salud debe tener por su gran importancia y fundamental necesidad, ya que respirar es vivir y respirar por la nariz es vivir con mayor calidad.

Felicito a los autores por la brillante idea de crear un protocolo con puntuación y del manual de aplicación para la evaluación de la respiración, que es de hecho la base de la terapia fonoaudiológica.

 

Dra. Irene Q. Marchesan

Fonoaudióloga Clínica desde 1978

Directora de CEFAC desde 1983

Especialista en MO por el CFFa

Máster en Trastornos de la Comunicación en 1989

Doctora en Educación en 1998

 

Author

Franklin Susanibar Chavez

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *