shadow

Introducción

El masaje se puede definir como “manipulación manual de los tejidos blandos e incluye sujetar, causar movimiento y / o aplicar presión al cuerpo”. 1 La terapia de masaje es la práctica de masajes por profesionales acreditados para lograr salud y bienestar positivo (físico, resultados funcionales y psicológicos) en clientes.1,2 Como una práctica aliada de salud y / o medicina complementaria y alternativa (CAM), la terapia de masaje abarca diferentes tipos de masajes provenientes de la práctica occidental y oriental, junto con el uso de varios tratamientos terapéuticos complementarios. modalidades, por ejemplo, ventosas y agujas secas.2

En Australia, una encuesta nacional reciente mostró que el 70% de los encuestados usaron una de las 17 formas de CAM, y el 45% de los encuestados visitó a un profesional de CAM el año anterior.3 El uso de CAM en los Estados Unidos de América parece ser similar a Australia.4 Sin embargo, el uso de CAM en el Reino Unido fue más prolongado, con un 10% de encuestados que recibieron tratamiento de un profesional de CAM en un período de 12 meses5. Entre las numerosas formas de CAM encuestadas, la terapia de masaje se clasificó como una de las más comúnmente utilizado.3,4,5

Aunque la terapia de masaje es recomendada y administrada en diferentes grados por profesionales de la salud y por igual, se requiere investigación para determinar su eficacia y seguridad. Se han realizado numerosas revisiones sistemáticas de la terapia de masaje y el uso de estrategias de búsqueda variable y criterios de inclusión para evaluar los tipos de terapia de masaje individuales o múltiples.6-13 Las revisiones más amplias fueron publicadas por Beider et al6 y Moyer et al, 11 aunque estas revisiones todavía bastante limitado. La revisión de Beider et al6 se limitó a ensayos controlados aleatorios (ECA) y estudios de casos en una población pediátrica, y los términos de búsqueda utilizados restringieron la revisión al masaje infantil / pediátrico. La revisión de Moyer et al, por otro lado, utilizó una estrategia de búsqueda exhaustiva con terapias de masajes definidas, pero limitó la búsqueda a ECA y excluyó a las poblaciones infantiles. Sin embargo, Moyer et al. Cotejaron los datos de los estudios incluidos y proporcionaron recomendaciones para mayor investigación y mejores prácticas.

Debido a la naturaleza de las estrategias de búsqueda y los criterios de inclusión / exclusión, hubo muchos estudios que evaluaron los efectos y la seguridad de la terapia de masaje que no se encuentran en las revisiones publicadas. La naturaleza dispersa de los estudios relacionados con el masaje hace que sea desafiante identificar con seguridad la evidencia de investigación que pueda informar las mejores prácticas. Un archivo que indexe la evidencia de efectividad para la terapia de masajes sería invaluable para asegurar el acceso a la amplitud de la evidencia existente. Una vez establecida, la práctica mejorada de masaje basado en la evidencia con suerte impulsaría el crecimiento de la profesión de masajes y la industria. La base de datos de The Massage Therapy Research, administrada por la Massage Therapy Foundation desde principios de 2000, parece ser la fuente principal de citas para masajear artículos de terapia.14 Esta base de datos establecida indexa más de 4800 artículos y libros de revistas revisadas por pares y no pares, incluyendo no -Inglés literatura, con una reciente adición de acceso en tiempo real a PubMed.14

Con un enfoque de práctica basado en la evidencia y una metodología explícita para buscar estudios para su inclusión, la Australian Research Research Foundation15 encomendó un cuerpo de conocimiento (BOK), que archivaría evidencia de investigación relacionada con la efectividad de la terapia de masaje. Usando una estrategia de búsqueda más amplia y criterios de inclusión que las revisiones anteriores, este estudio identificó y compiló sistemáticamente evidencia primaria y secundaria que evaluó la efectividad de la terapia de masaje y presenta un resumen del estado actual de la evidencia de la terapia de masaje.

Dowload paper free – Descargar el artículo gratis 

 

Introduction

Massage can be defined as “manual soft tissue manipulation, and includes holding, causing movement, and/or applying pressure to the body.”1 Massage therapy is the practice of massage by accredited professionals to achieve positive health and well-being (physical, functional, and psychological outcomes) in clients.1,2 As a distinct allied health and/or complementary and alternative medicine (CAM) practice, massage therapy encompasses different types of massage originating from Western and Eastern practice, alongside the use of various supplementary therapeutic modalities e.g. cupping and dry needling.2

In Australia, a recent national survey showed that 70% of respondents used one of 17 forms of CAM, with 45% of respondents having visited a CAM practitioner in the preceding year.3 CAM use in the United States of America appear to be similar to Australia.4 However CAM use in the United Kingdom was more protracted, with ten per cent of survey respondents receiving treatment from a CAM practitioner in a 12-month period.5 Amongst the numerous forms of CAM surveyed, massage therapy ranked as one of the most commonly used.3,4,5

Although massage therapy is recommended and administered to various extents by healthcare practitioners and patients alike, research is required to determine its efficacy and safety. Numerous systematic reviews of massage therapy have been performed and using variable search strategies and inclusion criteria to evaluate single or multiple types of massage therapy.6-13 The broadest reviews were published by Beider et al6 and Moyer et al,11 yet these reviews are still quite limited. The review by Beider et al6 was limited to randomized controlled trials (RCTs) and case-studies within a paediatric population, and the search terms used restricted the review to child/pediatric massage. The review by Moyer et al on the other hand used an exhaustive search strategy with defined massage therapies, yet limited the search to RCTs and excluded infant populations. Moyer et al did however, collate data from the included studies and provided recommendations for further research and best practice.11

Due to the nature of search strategies and inclusion/exclusion criteria, there were many studies that assessed the effects and safety of massage therapy not found in published reviews. The scattered nature of massage-related studies makes it challenging to confidently identify research evidence that can inform best practice. An archive that indexes the evidence of effectiveness for massage therapy would prove invaluable to assure access to the breadth of existing evidence. Once established, enhanced evidence-based massage practice would hopefully boost the growth of the massage profession and industry. The Massage Therapy Research Database, administered by the Massage Therapy Foundation since early 2000, appears to be the primary source of citations to massage therapy articles.14 This established database indexes more than 4800 peer and non-peer reviewed journal articles and books, including non-English literature, with a recent addition of realtime access to PubMed.14

With an evidence-based practice focus and explicit methodology to source studies for inclusion, the Australian Massage Research Foundation15 commissioned a body-of-knowledge (BOK), that would archive research evidence pertaining to effectiveness of massage therapy. Using a broader search strategy and inclusion criteria than previous reviews, this study systematically identified and compiled primary and secondary evidence that evaluated the effectiveness of massage therapy and presents a summary of the current state of massage therapy evidence.

Author

Franklin Susanibar Chavez

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *